Las órdenes ejecutivas migratorias firmadas por el presidente Donald Trump pusieron en riesgo inmediato de deportación a los 11 millones de indocumentados que se estima viven en Estados Unidos. Esconden una serie de mecanismos que, al ser puestos en vigor, reducen las posibilidades para quedarse de quienes llevan tiempo en el país y carecen de antecedentes criminales.

Buscador de ayuda legal para los inmigrantes

1. Todos los indocumentados son vistos como una amenaza

A partir de ahora todos “los inmigrantes que entran indocumentados sin inspección o admisión, o dejaron vencer sus visas, representan una amenaza significativa para la seguridad nacional y pública”. Las órdenes no aclaran si son los indocumentados que entren después del 25 de enero del 2017 o si tiene efectos retroactivos y abarca a los 11 millones que ya están presentes en EEUU.

También se establece que la inmigración ilegal “representa un peligro claro y presente para los intereses del país”, por lo que estipula repatriaciones y deportaciones “de forma rápida, consistente y humana”.

A su vez, establecen nuevas prioridades de deportacion, cancelando las que había decretado el expresidente Obama el 20 de noviembre de 2014. La orden ahora afecta a:  www.gruporadialelite.com 

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)